Currículo 2020 para Chile

Este 15 de mayo de 2019 el Consejo Nacional de Educación de Chile (CNED) resolvió con respecto a la estructura del nuevo currículo escolar para estudiantes de 3° y 4° año de enseñanza media (que en otros lugares corresponde a los últimos años de secundaria o bachillerato, previos al ingreso a la universidad o educación superior). Si le es de interés la resolución oficial la puede leer aquí y formarse una opinión sobre la misma.

El cambio del currículo escolar chileno ha sido un camino largo y que espero no finalice en este acuerdo, sino que por el contrario, sea el inicio de un cambio de modelo de educación necesario para nuestro país. Se que varios actores no han sido considerados y percibo que las universidades aun deben realizar cambios sustanciales en sus mallas de formación inicial docente para poder cubrir los nuevos desafíos que se plantean, pero ese será tema de otro texto.

Entonces ¿qué esperamos para nuestros estudiantes en 2020?

Al revisar la propuesta lo primero que encontramos es que la cantidad de horas obligatorias es menor a la actual (14 horas) para los tres tipos de educación que tenemos en la actualidad: Humanístico Cientifica, Técnico Profesional y Artístico. Esto hace posible que los estudiantes de todo plantel educacional posean un formación base similar y, por el momento, no hay gran novedad con esto.

Al momento de ver el detalle podemos notar la diferencia que se esta propiciando con respecto al curriculo que se utiliza este 2019 (modificado por vez anterior en 2009), las asignaturas obligatorias se modifican a seis que son: Lenguaje y literatura, Matemática, Inglés, Educación ciudadana, Filosofía y Ciencias para la ciudadanía. Lo que en la práctica significa que todos los estudiantes que se gradúen de enseñanza media tendrán una formación base en estas áreas y debería formarlos como ciudadanos más reflexivos.

Me parece muy interesante la apuesta de tener una asignatura que se nombre como «Ciencias para la ciudadanía» que da a entender que es una asignatura relacionada con nuestros tiempos y las necesidades actuales de la población. Creo que se puede navegar en las ideas relacionadas con alfabetización científica, problemas socio-cientificos y naturaleza de las ciencias, donde estas ideas podrían mejorar las habilidades de pensamiento científico y el pensamiento crítico de nuestros estudiantes (sumando la reflexión de las asignaturas de filosofía y educación ciudadana)

Por otro lado es una preocupación el como se implementarán las 27 horas disponibles en cada establecimiento ya que la lista de asignaturas es amplia y se exigen un mínimo de seis por año, es decir, 6 asignaturas en 3° medio y 6 asignaturas diferentes en 4° medio. En lo particular me gustaría que se dictaran según el ánimo de los estudiantes, para que esta idea de tener 2 años tipo «bachillerato» se concrete.

Pero junto con esta exigencia, se categorizan las asignaturas por áreas A, B y C que corresponden a: Humanidades, Matemática-Ciencias y Artes-Salud (puede mirar una gráfica explicativa en el artículo de El Mercurio) y el establecimiento esta obligado a dictar asignaturas de 2 de las 3 áreas, pero esto no significa que deban dictarse todas las asignaturas del área escogida.

Dentro del área B que corresponde a Matemáticas y Ciencias existen 9 cursos en total: 4 de matemática y 5 de ciencias. De estos últimos tenemos 3 relacionados con biología (de nombres sugerentes), 1 con química y 1 con física (ambos nombrados como química y física solamente). Esto último me hace cuestionarme ¿qué ocurrirá con las aplicaciones que la física y química pueden ofrecer al ciudadano del mañana? ¿prepararemos estudiantes que solo quieran medicina o carreras de salud? ¿cómo se prepararán los futuros científicos? Y aún más profunda ¿cómo se implementará este currículo nuevo en las escuelas?

Espero que como docentes de ciencias podamos defender la importancia de nuestras asignaturas más allá de la cantidad de horas de trabajo que pueden aparecer o desaparecer. Que nos interioricemos en el curriculo y analicemos las oportunidades nuevas que se nos presentan y nos preparemos para ello.

Me percibo como una docente preparada para poder enfrentarme al nuevo desafío, espero que el resto también se cuestione si lo está y tome medidas al respecto.


Para quienes quieran comenzar a formarse les recomiendo el curso de la PUCV sobre Alfabetización científica que da luces sobre el tema y está en su 4ta versión este 2019.

¿Le gustaría saber más sobre las problemáticas relacionadas con educación en Chile? Aquí le dejo algunos articulos y noticias interesantes:
La educación científica en Chile: Debilidades de la enseñanza y futuros desafíos de la educación de profesores de ciencia.
Expertos proponen crear programa país en alfabetización científica.
Opinión: Cambios curriculares en ciencias (PUCV).
Educación en ciencias para una nueva ciudadanía.
Reflexiones sobre la alfabetización científica en la educación infantil.

Más cursos relacionados que dicta la PUCV

No Comments Yet.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *